Paso 1: Solicitar al banco una MORATORIA HIPOTECARIA

Se trata de una medida que ha adoptado el gobierno como consecuencia del estado de alarma decretado por la crisis sanitaria producida por la pandemia del COVID-19  y que sufre duramente nuestro país. Esta medida tiene como objetivo ayudar a las familias con el gasto que supone el pago de las cuotas de hipoteca.

¿En qué consiste la moratoria de la hipoteca?

Básicamente es la posibilidad de aplazar los pagos de la hipoteca durante un período de tiempo. En el caso de la moratoria aprobada por el Gobierno, ese plazo será de de tres meses.

Durante la moratoria, la entidad acreedora, el banco, no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni en un porcentaje. Tampoco se devengarán intereses.

¿A quién afecta la moratoria hipotecaria?

A las personas con contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica como consecuencia de la crisis del Covid 19.

¿ A qué deudas hipotecarias afecta la moratoria?

A préstamos o créditos hipotecarios contratados para la adquisición de:

 a) Vivienda habitual.

 b) Inmuebles afectos a la actividad económica que desarrollen los empresarios y profesionales.

 c) Viviendas distintas a la vivienda habitual, que se encuentren alquiladas, cuando e deudor hipotecario, persona física, que sea propietario y arrendador de dichas viviendas haya dejado de percibir la renta arrendaticia desde la entrada en vigor del Estado de alarma decretado por el Real Decreto 463/2020 (14 de marzo) o las dejare de percibir hasta transcurrido un mes desde de la finalización del mismo

¿Qué requisitos hay que cumplir para obtener la moratoria hipotecaria por coronavirus?

Esta moratoria de hipotecas por el COVID-19 está recogida en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, y está prevista exclusivamente para deudores en situación de vulnerabilidad. No se trata de una moratoria general, sino para trabajadores o autónomos que tengan una hipoteca sobre su primera vivienda y se encuentren dentro de determinados parámetros económicos y familiares.

Los requisitos que se deben cumplir para poder acogerse a esta moratoria de hipotecas por coronavirus vienen determinados concretamente en el artículo 9 del referido Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, y que se sintetizan a continuación:

  • Que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas.
  • Que los ingresos de los miembros de la unidad familiar no superen, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM). Este límite se incrementará en 0,1 veces por cada hijo a cargo (o en 0,15 veces si la unidad familiar es monoparental) o por cada persona mayor de 65 años que sea miembro de la unidad familiar. El límite subirá a cuatro veces el IPREM si la familia tiene un miembro con discapacidad superior al 33%, dependencia o enfermedad que le incapacite, o a cinco veces el IPREM si la persona a cargo tiene parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, entre otros supuestos.
  • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, representen el 35% (o más) de los ingresos netos de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Que se haya producido una alteración significativa de las circunstancias económicas de la unidad familiar como consecuencia de la emergencia sanitaria, lo que pasará por uno de estos supuestos:

1. Que el esfuerzo que supone la carga hipotecaria en los ingresos del hogar se haya multiplicado, al menos, por 1,3.

2. Que se haya producido una caída sustancial de las ventas (al menos del 40%).

¿Dónde y cómo se solicita la moratoria de hipotecas por coronavirus?

Para  solicitar esta moratoria el interesado debe dirigirse al banco o entidad de crédito con el que tiene suscrita la hipoteca, y presentar la correspondiente solicitud a la que tendrá que acompañar  una serie de documentos que certifiquen que cumple con los requisitos previstos en el artículo 11 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, y que pasamos a detallar a continuación:

  • Si el interesado está en desempleo, tendrá que aportar un certificado de la entidad que gestione las prestaciones y en donde se indique cuánto se cobra mensualmente.
  • Si el interesado es un trabajador por cuenta propia (un autónomo), se aportará un certificado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria –o el órgano competente en cada comunidad- que indique el cese de la actividad.
  • Para indicar el número de personas que viven en el hogar familiar (y sus particularidades)  se deberá presentar el libro de familia (o documento que acredite la condición de pareja de hecho …), el certificado de empadronamiento de cada persona y la declaración de discapacidad, dependencia o incapacidad en caso de que fuera necesario.
  • Para acreditar la titularidad de la vivienda, se aportará una nota simple de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar, y las escrituras públicas (notariales) de compraventa y de la hipoteca.
  • Una declaración del interesado en la que se certifique que se cumplen con todos los requisitos establecidos en el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo.

Las solicitudes de moratoria del préstamo con garantía hipotecaria de vivienda habitual o de inmuebles afectos a la actividad económica que desarrollen empresarios y profesionales se podrán solicitar al banco acreedor, en el supuesto de que se cumplan los requisitos, hasta el 29 de septiembre de 2020.

Junto con la solicitud se deberá presentar toda la documentación citada anteriormente y que se encuentra en el artículo 17 del Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo.

Presentada la solicitud de moratoria hipotecaria por COVID-19 junto con la documentación exigida, el banco tendrá un plazo de 15 días para su implementación..

¿Qué efectos tiene la concesión de la moratoria hipotecaria?

En el supuesto de que la moratoria fuera concedida, se producirá una suspensión de la deuda por el plazo estipulado y, por lo tanto, durante ese plazo por el que se apruebe, no se podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni se devengarán intereses, ni será aplicable el vencimiento anticipado.

En ningún caso la moratoria supondrá una condonación de la deuda hipotecaria.